Reseña Historica

Su historia se remonta a los años cuarenta, cuando solamente vivían de cuatro a seis familias, los Otárola, los Sánchez, los Acuña y la familia León. Los niños de esta comunidad asistían a la Escuela Darío Flores Hernández, recorriendo caminos de tierra, hasta tres kilómetros, debían enfrentarse a muchos animales que circulaban por los potreros y las calles de tierra de la época; por ello allá por el año de 1967 los pobladores vieron la necesidad de construir una escuela en la comunidad para evitar las dificultades a sus hijos.

Después de muchas gestiones con la ayuda del diputado de la zona en el momento, el señor Rafael Solórzano y el señor Leonardo Herrera educador, así como otros miembros de la comunidad, es en 1974 cuando se logra adquirir un código y se autoriza la apertura el centro educativo, con una matrícula de cincuenta y seis alumnos, el señor Herrera fue el primer director.

Don Sergio Villegas, vecino de la comunidad y abuelo de muchos niños en edad escolar donó el terreno donde hoy se encuentra construida la escuela. Los habitantes de la comunidad de Junquillo Abajo se dedica en su mayoría a laborar en servicios, comercio e industria en su mayoría viajan a Ciudad Colon, San José, Belén y otros cantones de la periferia. La caña de azúcar y la producción de dulce de tapa; así como la cría de ganado vacuno y porcino en forma rudimental son las actividades productivas de la zona en un porcentaje bajo.


MEP | DREP | | | |